viernes, 17 de noviembre de 2017

Profesor de educación física

Los profesores de educación física enseñan diferentes disciplinas deportivas de interior y al aire libre, individuales y colectivas, en las diferentes etapas formativas.

Los profesores de educación física trabajan en centros educativos publicos y privados . Entre sus tareas destacan programar, organizar y coordinar actividades deportivas; supervisar grupos; entrenar al alumnado en diferentes disciplinas deportivas y motivarlo para que mejore su rendimiento físico

Los profesores de educación física trabajan en centros educativos, institutos o universidades. Entre sus tareas destacan programar, organizar y coordinar actividades deportivas; supervisar grupos; entrenar al alumnado en diferentes disciplinas deportivas y motivarlo para que mejore su rendimiento físico.

Algunas de sus funciones concretas son:
  • Enseñar al alumnado las reglas y técnicas de diferentes deportes individuales y colectivos como el fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol, atletismo, gimnasia, ciclismo, etc.
  • Planificar y preparar las actividades y lecciones teóricas. Evaluar el progreso del alumnado y redactar informes.
  • Gestionar el material deportivo de la escuela, velando por su funcionamiento y controlando la disponibilidad del mismo.
  • Motivar al alumnado con diferentes habilidades a interesarse por el deporte y el ejercicio físico.
  • Contribuir al desarrollo de las competencias del alumnado como el dominio y control de la motricidad; el trabajo en equipo; la expresión corporal; la concentración y la realización de desempeños motores sencillos y complejos.
  • Formar al alumnado, especialmente a los estudiantes de secundaria y bachillerato, en aspectos teóricos del deporte como dietética y nutrición para el ejercicio; anatomía y fisiología; análisis de rendimientos; prevención y tratamiento de lesiones deportivas, entre otras materias.
Para ser profesor de educación física se necesita:
  • Formación específica en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
  • Ser un apasionado del deporte.
  • Un buen nivel de aptitud deportiva y física.
  • Tener una vocación pedagógica.
  • Sensibilidad ante las diferentes capacidades y ritmos de progreso.
  • Capacidad para motivar al alumnado.
  • Habilidades comunicativas.
  • Capacidad para mantener la disciplina y afrontar la conducta desafiante.
  • Conocimiento general del cuerpo humano.
  • Facilidad para la planificación y la organización.
  • Conocimientos en materia sanitaria y de prevención de riesgos.
  • Disposición a mantenerse al día sobre todos los avances en métodos de entrenamiento o de equipamiento deportivo.

  • Actitud responsable.
  • Aptitudes para gestionar el tiempo.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la enseñanza.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capaz de dar explicaciones claras y concisas.
  • Capaz de estimular y motivar a los demás.
  • Capaz de ganarse el respeto de los demás.
  • Capaz de imponer disciplina.
  • Capaz de llevarse bien con varios tipos de personas.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Conocimientos de anatomía humana.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades informáticas.
  • Interés por el deporte.
  • Organizado.
  • Tolerante.



Objetivos del Profesor de Educación Física.



El trabajo de profesor de educación física es muy importante, sencillamente, porque el deporte y el ejercicio físico forman parte de un estilo de vida saludable. Sin embargo, la educación física se convierte en una materia poco disfrutada por muchos alumnos cuando sienten que no son ágiles para realizar los ejercicios que se plantean en el contexto del aula. Y entonces, nace el miedo a hacer el ridículo. ¿Cuáles son las cinco competencias más importantes del profesor de educación física?

1. Condición física

Desde el punto de vista de la especialización pedagógica, un profesor de educación física debe mostrar también esta cualificación para realizar las dinámicas en clase. Debe ser un ejemplo de inspiración para los alumnos.

2. Motivación constante

Un profesor de educación física debe poner en constante relación el plano físico con el ámbito emocional. Es decir, puede llegar a ser todavía más determinante el grado de implicación emocional en la realización de un ejercicio. Para fomentar esta motivación constante es recomendable que el profesor ofrezca este feedback constructivo a los alumnos cuando se esfuerzan, incluso aunque no hayan realizado un ejercicio de forma excelente.
Un profesor de educación física tiene que partir de la atención a la diversidad asumiendo que cada alumno tiene unas capacidades distintas. Y que, dentro de la propia asignatura, cada alumno tiene una preferencia por unos ejercicios.

3. Liderazgo

Un buen profesor de educación física es aquel que tiene carisma y capacidad de liderazgo en el grupo para, por medio de una actitud proactiva, favorecer el trabajo en equipo por medio de deportes de equipo.
A su vez, es un profesional que impulsa a los alumnos a llegar a ser la mejor versión de sí mismos en términos deportivos porque por medio del entrenamiento, cualquier persona puede llegar a tener una mejor coordinación corporal, por ejemplo. La meta no es ser el mejor, sino evolucionar de un modo personalizado.

4. Gestión del tiempo

El profesor de educación física, al igual que cualquier otro maestro, debe planificar y preparar los contenidos con un objetivo determinado. El tiempo de clase es limitado, por esta razón, es muy importante concretar las actividades en torno al contexto académico y nivel del aula. Un buen profesor de educación física es aquel que recuerda a los alumnos que lo más importante es disfrutar y pasar un buen rato.
A su vez, también fomenta valores tan importantes como la constancia, la capacidad de superación, el optimismo, las ganas de evolucionar y la paciencia como virtudes que permiten a un ser humano crecer y evolucionar. Virtudes que aportan autoestima y, por tanto, elevan el nivel de bienestar de los alumnos en etapas tan vitales como la niñez y la adolescencia.

5. Formación continua

Esta es una competencia fundamental de cualquier docente de cualquier materia. Es importante adoptar la actitud de ser un constante alumno que quiere seguir aprendiendo siempre por medio de la realización de nuevos cursos y sesiones de aprendizaje.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Grassroots “Desarrollar el Juego”

https://drive.google.com/a/drepz.ed.cr/file/d/0B4FZ5m8czpGNNWFRbzQxck1aM3M/view?usp=sharing

En este ellace encotrara el Documento Fútbol Grassroots La filosofía del fútbol base.




Ideas de ejercicios básicos de fútbol para entrenar con niños




Como todos los deportes reducidos, el fútbol infantil también cuenta con sus propias reglas con el fin de que se adapten, de la mejor forma posible, a los niños que lo juegan.

De todas formas, las técnicas deportivas son similares a las que llevan a cabo los jugadores
profesionales. A continuación, conocerás más sobre los ejercicios de entrenamiento en fútbol
para niños.

Ejercicios básicos de fútbol

En qué consiste el entrenamiento de fútbol infantil.

Un niño a nivel técnico puede entrenar como lo hace una persona profesional, aunque la
intensidad y el nivel de dificultad del ejercicio debería ser menor, pero el movimiento es
totalmente idéntico al del jugador de primera.

Las estrategias básicas que se deben incluir dentro del fútbol infantil son:

1- Conducción del balón.
2- Puntapié al balón con todas las variantes posibles.
3- Cabeceado.
4- Drible.

Control y recepción del balón

Todas estas estrategias se relacionan con las técnicas que lleva a cabo un niño con una
pelota en las sesiones de entrenamiento de este deporte, aunque hay otras vinculadas con las formas de defender y atacar al equipo contrario.

Ejercicios de fútbol para niños con balón
Como sucede en otros deportes, durante el entrenamiento físico de fútbol infantil, se inicia a exigir un
cierto grado de nivel físico, ya que a la edad que acuden a hacer este ejercicio ya cuentan con un desarrollo físicodefinido. Por esta razón, puedes ir aumentando el ritmo en las rutinas que tengas de ejercicios, siempre teniendo presente la pelota y las situaciones de juego real.

Los ejercicios básicos de fútbol más populares destinados a niños son:

Patear contra una pared la pelota, una y otra vez.

Mantener la pelota en el aire sin utilizar las manos. Por lo tanto, solo estarán disponibles
los pies, las rodillas y la cabeza, sin permitir que el balón caiga al suelo. Esto ayuda a
desarrollar la percepción y la sensibilidad con el balón.

Colocar una fila de cuatro o cinco conos o aros a lo largo del suelo, mantener el control de
la pelota a medida que se lleva con el pie alrededor de estos obstáculos.
Este ejercicio es igual que el anterior, pero diriges el balón hacia una portería después de
patearlo entre los conos.

Cuando la pelota haya botado tres veces la pateas cuando sigue en el aire. Intenta que tu
objetivo sea la portería u otro punto determinado.

Cabecea la pelota después de lanzarla hacia arriba. Esto debes hacerlo con la frente,
teniendo el control en todo momento.

Otros ejercicios físicos para las clases de fútbol.

Con el fin de complementar todo el entrenamiento deportivo de los niños y para que
adquieran mayor fuerza, velocidad y destreza coordinando su cuerpo, te recomiendo los
siguientes ejercicios:

Ejercicios de fuerza. 

Busca ejercicios destinados a desarrollar esta habilidad, la patada del
pequeño puede llegar a ser muy potente.

Ejercicios de velocidad. Conoce qué tipos son los más adecuados para que los pequeños
desarrollen esta destreza de forma gradual.

Ejercicios de calentamiento. Descubre qué ejercicios son los más propicios para las
rutinas de calentamiento y estiramiento durante las clases de fútbol, así como del
entrenamiento físico.

Fuente: futbolenpositivo.com.

Consejos útiles para una DIETA DEPORTIVA

Centrar la atención en el consumo de alimentos naturales Este tipo de alimentos,  aquellos que no tienen aditivos artificiales, son más b...