lunes, 18 de diciembre de 2017

¡Mejores DEPORTES! Muy DIVERTIDOS para NIÑOS (de 6, 10, 12, 14, 15 años)

La infancia es una etapa colmada de cambios importantes que requieren de toda la atención de los padres, ya sea para corregir, mejorar y hasta para felicitar y promover su evolución. No obstante, en muchas ocasiones no sabemos que deporte debemos elegir para nuestros hijos, pues si bien ellos más adelante se inclinaran por uno en específico, en el momento somos los adultos quienes guiamos el proceso y mostramos ventajas y desventajas de cada uno. Para ello, hoy te traemos una solución muy efectiva, en una sutil lista con los que consideramos, son los mejores (o más adecuado) deportes para enseñar varios aspectos imprescindibles a tus hijos.

El basquetbol

Muchas personas reemplazarían este deporte por el fútbol (tiene una gran popularidad en nuestro país y en el mundo), pero lo cierto es que el basquetbol es una disciplina también muy conocida que une varios factores que vale la pena analizar: el primero de ellos tiene que ver con que el trabajo se logra en equipo. Y es que ningún jugador puede llegar hasta la cesta contraria y efectuar uno o más puntos, sin la colaboración de otros y la puesta en marcha de las habilidades aprendidas durante los entrenamientos.
El segundo punto se relaciona con la posibilidad del triunfo y la derrota, pues si bien en el futbol un jugador logra anotar un gol, un equipo de ese deporte cuenta con 11 jugadores y la mayoría de ellos solo esperarán a tener una oportunidad que puede o no llegar. En el basquetbol la puntuación es constante y no hay ningún tipo de límites para quien quiere superarse de forma individual, sabiendo que su éxito contribuye al éxito del equipo. Y esta es un arma que se puede utilizar tanto a favor como en contra, pues si bien se pueden llegar a marcar muchos puntos, el equipo contrario puede lograr efectuar un par más, dejando la lección de que se deben crear estrategias y mejorar con ello el conjunto y no solo la parte individual.

Artes marciales

Es una disciplina deportiva muy famosa en centros para desarrollo infantil, puesto que tienen varios asuntos que comúnmente solo son tratados en espacios médicos. Las artes marciales (sobre todo antes de los 12 años), logran un gran efecto en el cuerpo del menor, al desarrollar habilidades motrices importantes como lo son los reflejos y la unión de músculos para ejecutar ciertas actividades que pueden (o no) tener algo que ver con otros deportes.
Es una disciplina recomendada, porque es de igual modo progresiva, es decir, siempre se tendrá un objetivo más que conseguir y mantendrá al niño consciente de que debe alcanzarlo. Se aprende a perder y a que si no se está los suficientemente preparado, se recurrirá a más horas de ensayo hasta conseguir lo que se desea, exigiéndole excelencia y al mismo tiempo enseñándole que no siempre se puede ganar y que otros pueden tener mejores cualidades deportivas. Es un deporte tan completo, que ningún padre quisiera perder la oportunidad de comenzar a educar a su hijo a base de este.

Ciclismo

Abordar este deporte, es abordar también sus múltiples formas, beneficios y cualidades que le hacen ser lo que es hoy. Y es que los niños comienzan a tener consciencia del equilibrio a partir de los 3 años y a los 4 ya puedes subirlo a una bicicleta con rueditas traseras, librándose de estas con un poco de práctica.
El ciclismo desarrolla la fuerza muscular y la tonificación de las piernas, glúteos y hasta en mejoras de la ergonomía en la espalda, gracias a que las posturas pueden cambiar de acuerdo a un tipo de terreno o competición que se quiera llevar a cabo. Con la bicicleta cualquier persona puede aprender a tener un mejor control de las situaciones(esto según los especialistas) y a comprimir las emociones fuertes, debido a la cantidad de posibles movimientos que se puedan ejecutar. De igual modo, se nota su eficacia en el tratamiento de condiciones como la obesidad y a evitar el sobrepeso en todo momento, dándole armas al pequeño para cuidar al mismo tiempo de su salud.
Y no solo eso, también permite hacer un contacto natural y a respirar un aire más puro, siendo consciente de que el mundo merece (y debe) ser respetado, al encontrar en él, un espacio seguro, limpio y que le brinda todas las posibilidades para desarrollar nuevas habilidades.


viernes, 15 de diciembre de 2017

Consejos básicos para potenciar el buen cuidado de las articulaciones con el fin de elevar el nivel de bienestar








La práctica de ejercicio físico es una rutina de salud muy importante. El ejercicio físico es saludable para potenciar el buen estado de forma por medio del cuidado de las articulaciones gracias a un ritmo de actividad moderado y acorde a la edad del deportista. Por medio del ejercicio, la persona mejora su estado de forma a nivel general. Estos posibles dolores de las articulaciones pueden ser frecuentes en deportistas, especialmente, de alta competición. La edad es un factor que influye en este aspecto.

Cuida tus articulaciones

Tu cuerpo también sufre la ley del paso del tiempo y el desgaste por el esfuerzo cotidiano. Por esta razón, lo mejor que puedes hacer es utilizar tus articulaciones con mucha sabiduría. Cuida tu postura corporal para que cuando hagas cada tarea de cada momento, tu cuerpo no se resienta por un sobreesfuerzo de las articulaciones.
A este respecto, si tienes dudas sobre cuál es la mejor postura para trabajar, en relación sobre si lo ideal es estar sentado o de pie, ten presente que lo verdaderamente saludable es cambiar de postura de un modo regular.
Además, pide ayuda para realizar cargas más pesadas o minimiza ese peso al poder desplazarlo en más veces.

Control del peso

El peso influye en el estado de salud general, también, en el estado de las articulaciones. Sencillamente, porque como consecuencia del sobrepeso las articulaciones se resienten de forma notable. Si decides hacer dieta, hazlo con la ayuda de un experto nutricionista que te dé las indicaciones de alimentación adecuadas para ti.

Escucha las señales de tu cuerpo

Tu cuerpo tiene un lenguaje interno puesto que tiene su propia sabiduría. Por ejemplo, un malestar de espalda puede darte información sobre una posible mala postura físicaque debes corregir. Esta es una de las razones por las que conviene no ignorar esas señales que pueden causar tanto malestar.

Evita el autodiagnóstico

Es un error grave que una persona tome un analgésico determinado sin haber consultado previamente cuál es el diagnóstico médico ya que un tratamiento siempre está en relación con la causa. Y además, el abuso de ciertos medicamentos puede producir otros efectos secundarios adversos.

Dieta sana

Durante cada estación, elabora la cesta de la compra dando especial protagonismo a frutas y verduras frescas de ese momento, elementos ricos en nutrientes. Además, es importante que cuides todos los aspectos de alimentación dando una importancia significativa al Omega 3 presente en el pescado.
Por tanto, para potenciar el cuidado de las articulaciones puedes equilibrar en una balanza tres aspectos muy importantes: una dieta sana y equilibrada, acompañada por una actitud de estilo de vida activo que rompe con la inercia del sedentarismo y, además, todo ello te ayuda a tener un óptimo control del peso como factor que también influye en la salud de las articulaciones.
Ante cualquier molestia recurrente, pide hora en tu médico de cabecera porque la consulta del especialista es determinante en este caso.


miércoles, 13 de diciembre de 2017

Beneficios del ejercicio físico









Está demostrado que practicar ejercicio de forma regular contribuye a mantener 
una buena salud y a prevenir enfermedades. Te explicamos todos los beneficios que te aporta, tanto física como psicológicamente.Realizar de forma regular y sistemática una actividad física ha demostrado ser una práctica  muy beneficiosa en la prevención, desarrollo y rehabilitación de la salud, a la vez que ayuda al carácter, la disciplina y a la toma de decisiones en la vida cotidiana. El ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria, rapidez de ideas, etcétera, y promoviendo sensaciones como el optimismo o la euforia,al tiempo que se mejora la autoestima de las personas, lo que produce beneficios en diferentes enfermedades como la osteoporosis, la hipertensión 
o las crisis diabéticas.Todas las actividades encaminadas a mejorar la forma física (por ejemplo, tras un período largo de inactividad), deben realizarse de manera progresiva.
Cada deportista debe analizar las demandas de su deporte de elección antes de decidir 
su plan de entrenamiento.La intensidad y la carga deben ser determinadas de forma individual, ya que dependen del nivel técnico y de la condición física de cada persona.

Beneficios biológicos

Mejora la forma y resistencia física.

Regula las cifras de presión arterial.

Incrementa o mantiene la densidad ósea.

Mejora la resistencia a la insulina.

Ayuda a mantener el peso corporal.

Aumenta el tono y la fuerza muscular.

Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.

Reduce la sensación de fatiga.

Beneficios psicológicos

Aumenta la autoestima.

Mejora la autoimagen.

Reduce el aislamiento social.

Rebaja la tensión y el estrés.

Reduce el nivel de depresión.

Ayuda a relajarte.

Aumenta el estado de alerta.

Disminuye el número de accidentes laborales.

Menor grado de agresividad, ira, angustia...

Incrementa el bienestar general.

Problemas de salud que puedes corregir haciendo ejercicio

¿Sabías que al practicar ejercicio físico de forma habitual puedes protegerte contra las enfermedades cardiovasculares e incluso fortalecer tu sistema inmunitario? También mejora nuestro estado de ánimo, al generar endorfinas.

El ejercicio es uno de los hábitos saludables que, practicados de forma regular, nos ayudan a promover nuestro bienestar físico y mental.
Aunque a veces nos ponemos excusas para no incorporarlo en nuestra rutina, no podemos negar que es uno de los métodos más eficaces para estar en forma y vitales.
De hecho, en ciertos casos, nos puede servir como terapia alternativa para reducir algunos síntomas y trastornos que nos aquejan en el día a día.
Independientemente de nuestra edad y estado físico, unos minutos diarios de actividad física pueden ser la mejor forma de evitar muchas dolencias.
¿Las conoces? En el siguiente espacio te compartimos en detalle las 8 principales.

1. Estrés y ansiedad.

Las actividades deportivas, incluso una simple caminata, pueden ser la solución para las crisis de estrés y ansiedad.
Estas liberan el cuerpo y la mente de las obligaciones laborales y, a su vez, aumentan la segregación de los neurotransmisores del bienestar (serotonina y endorfinas).
  • Con tan solo 30 minutos de ejercicio físico moderado el sistema nervioso se estabiliza y mejora el estado de ánimo.

3. Dolor lumbar y cervical

Los dolores lumbares y cervicales son recurrentes entre aquellos que tienen un trabajo sedentario (como de oficina) o cuyas tareas implican un exceso de esfuerzo físico.
Si bien parece sencillo aliviarlos con un analgésico, en realidad se puede lograr mucho más con algunos ejercicios de fortalecimiento.
  • El entrenamiento cardiovascular ayuda a reducir el sobrepeso y, debido a esto, minimiza la sobrecarga sobre la columna.
  • Por su parte, los ejercicios de fuerza ayudan a fortalecer los músculos y reducen el riesgo de lesiones y dolencias.

4. Sistema inmunitario débil.

Una de las formas naturales para mantener el sistema inmunitario fuerte es, simplemente, hacer ejercicio físico regular.
Este hábito mejora la circulación de la sangre, activa los mecanismos de defensa del cuerpo y disminuye el riesgo de infecciones bacterianas y virales comunes.
  • Los más recomendados con este fin son los ejercicios aeróbicos que, de hecho, reducen los síntomas del resfriado.

5. Sofocos de la menopausia

Las mujeres que practican ejercicio físico moderado, antes y durante la menopausia, tienen menos molestias que aquellas que llevan un estilo de vida sedentario.
Esta actividad reduce la recurrencia de los sofocos nocturnos y, por si fuera poco, mejora el estado de ánimo y previene problemas óseos.
  • Cualquier ejercicio o actividad deportiva es válida. Sin embargo, en general, basta con caminar o correr entre 20 y 30 minutos para disfrutar estos beneficios.

6. Libido baja

La liberación de endorfinas que se produce durante la práctica de ejercicio físico contribuye a incrementar el deseo sexual.
  • Correr, caminar o hacer ejercicios de gimnasio es una gran forma de acabar con la libido baja.
  • Entre otras cosas, al hacerlo regularmente, mejora la resistencia física, la flexibilidad y otros factores que, de algún modo, influyen en la calidad del sexo.

7. Enfermedades cardiovasculares.

No es una cura milagrosa contra las enfermedades que ponen en riesgo la salud cardíaca. Sin embargo, el ejercicio es un gran complemento para controlar trastornos que pueden causar patologías cardiovasculares crónicas.
Esto se debe a que ayuda a controlar el sobrepeso y mejora de forma significativa la circulación y la actividad metabólica.
  • Sirve para disminuir los niveles altos de colesterol y prevenir la hipertensión.

8. Dolores en las articulaciones

Los dolores que se producen en las articulaciones pueden originarse por enfermedades inflamatorias como la artritis u osteoartritis.
Sin embargo, sean estas las causas o no, el ejercicio puede contribuir a mitigar el síntoma y prevenir otras complicaciones.
  • Con este se fortalecen los músculos que protegen las articulaciones y, a su vez, mejora la flexibilidad y resistencia.
  • También optimiza la circulación de la sangre, aumenta la oxigenación hacia los tejidos y contribuye a regular el nivel de inflamación.
¿Estás sufriendo alguno de los problemas de salud mencionados? Si aún no los combates a través de ejercicio, adopta una rutina acorde a tus capacidades y comienza a comprobar por ti misma sus beneficios.



viernes, 8 de diciembre de 2017

Programa 11 Mas de la FIFA.

https://drive.google.com/a/drepz.ed.cr/file/d/1fiTgGg9-XmtSM0lAdXRY9Gjt7WEhCWN_/view?usp=sharing



https://drive.google.com/a/drepz.ed.cr/file/d/1JNHhr6VnfGPMfoEQOHCPUphIDAV0eaFY/view?usp=sharing

https://drive.google.com/a/drepz.ed.cr/file/d/0B4FZ5m8czpGNbEZaaDUwZHdQOXc/view?usp=sharing

En estos enlace pueden ver los documentos del Programa 11 Mas.



"El 11" es un programa de prevención simple y atractivo que permite aprovechar el tiempo eficientemente, comprende diez ejercicios basados en la evidencia o en las mejores prácticas y, como el número 11, fomenta el 'Juego Limpio'. No requiere más equipo que la pelota y se puede realizar en diez o quince minutos. El programa es eficiente ya que la mayoría de los ejercicios proporcionan un entrenamiento simultáneo en diversos aspectos y pueden reemplazar a otros ejercicios. 
Los entrenadores deben conocer los ejercicios que se centran en métodos de entrenamiento específicos: estabilización básica, entrenamiento excéntrico de los músculos del muslo, entrenamiento propioceptivo, estabilización dinámica y pliometría con alineación de las piernas rectas. La propiocepción es la capacidad de sentir la posición del cuerpo, sus extremidades y sus movimientos. La pliometría es un tipo de ejercicio que usa movimientos explosivos para desarrollar la potencia muscular.

Benificios del fútbol en los Niños



La infancia es una etapa de la vida especialmente propicia para la práctica de ejercicio físico. El fútbol es el deporte con mayor repercusión social, solo tienes que observar cómo las grandes estrellas del fútbol cuentan con una admiración internacional. ¿Cuáles son los beneficios del fútbol en los niños?

Trabajo en equipo

El trabajo en equipo es una competencia esencial en distintas esferas de la vida. También en el plano profesional. Por medio de la dinámica del fútbol, los niños propician el compañerismo, aprenden a trabajar de forma conjunta por un objetivo común. Desde esta perspectiva, las victorias se asumen como una responsabilidad común y las derrotas también se viven de este modo.

Potencia muscular en las piernas

El fútbol es un deporte integral que pone en movimiento mente y cuerpo. Sin embargo, desde el punto de vista corporal, las piernas del deportista realizan un trabajo especialmente significativo gracias al ejemplo claro de los golpes de pelota que marcan un gol.

Mejora de la salud visual

Al jugar a fútbol, los niños observan la realidad del campo más allá de los estímulos inmediatos que reciben, observan la realidad del contexto de la situación evitando la visión en forma de túnel para abarcar en su campo visual aquello que ocurre más allá de su campo inmediato. Esto es muy importante porque la salud visual en la era actual también está siendo condicionada por el contacto excesivo con las nuevas tecnologías que llevan a los niños a vivir pegados a una pantalla. Por medio del fútbol, el niño observa más allá de la corta distancia para alcanzar planos más largos.

Diversión a través del deporte

Lo más importante del fútbol en la infancia no es ganar, pese a que tantos niños quieran ser grandes estrellas del deporte en el futuro. Pasarlo bien es la meta. Pero además, este deporte también propicia la formación en valores no sexistas puesto que mientras que durante muchos años el fútbol ha estado directamente relacionado con lo masculino, cada vez más niñas disfrutan de esta práctica deportiva.
El deporte no entiende de géneros sino de personas puesto que su objetivo principal es la salud. Por esta razón, conviene romper con estas creencias limitantes y esquemáticas en una sociedad como la actual.

Potencia física en los saltos

Desde el punto de vista del estado de forma, uno de los efectos positivos de este deporte es que potencia la fuerza del niño en la realización de saltos. El sedentarismo es un riesgo para la salud. Y los niños ya están sentados durante mucho tiempo con motivo de la rutina académica, clases extraescolares y tiempo de deberes. El fútbol activa, es una rutina para estar en forma y mantener un peso saludable.
El fútbol es un deporte con una gran influencia social. Por esta razón, el niño tiene muchas oportunidades de desarrollar este hobby jugando incluso en algún equipo local durante su infancia y adolescencia.

martes, 5 de diciembre de 2017

¿Prefieres practicar running en grupo o en solitario?









Motivación extra

Un grupo es un sistema de gente, un sistema dinámico. Aquello que ocurre en el interior de ese sistema afecta a todo el grupo. Cuando tienes un arraigo de pertenencia a un grupo adquieres un mayor nivel de compromiso porque eres consciente de que anular el plan en el último momento tiene consecuencias que afectan a terceros.

Acompañamiento

Cuando corres solo, puedes desistir ante el primer obstáculo, por el contrario, al correr en grupo, otros compañeros también te marcan el ritmo y esto te ayuda a llegar a ser tu mejor versión. Tú tienes que encontrar tu propio ritmo, sin embargo, el paso de otros compañeros puede servirte de referencia.

Conocer gente nueva

Existen muchas formas distintas de conocer gente nueva y, en torno al mundo del deporte, puedes hacer nuevas amistades con las que compartir una misma afición. Esta es una de las principales ventajas de correr en grupo, ese compañerismo puede convertirse en una base sólida para la amistad.

Autoestima

Al formar parte de un grupo, puedes experimentar la autoestima de sentir que formas parte de un grupo que te fortalece personalmente como ser humano. Un grupo formado por personas a las que puedes modelar en sus fortalezas. A su vez, tú también puede ser un punto de inspiración para tus compañeros. En un grupo existe una relación constante entre el todo y las partes. Tú eres un ser individual pero recibes el apoyo positivo de ese entorno grupal que te ayuda a crecer como persona.

Estímulos externos frente al aburrimiento

El riesgo de entrenar en solitario es que tal vez, a la larga, esta rutina te resulta aburrida. Sin embargo, la compañía del grupo nutre el running de estímulos que activan tu evolución física y emocional en el seno de un deporte que es vital para ti.

Seguridad personal

Es cierto que gracias al teléfono móvil puedes pedir ayuda ante cualquier urgencia si sufres, por ejemplo, una caída. Sin embargo, uno de los efectos positivos del grupo es que tienes personas cerca que pueden ayudarte de un modo inmediato en esa situación. Esto incrementa el nivel de seguridad en la ruta.
¿Y cuáles son las desventajas de correr en grupo? Por ejemplo, tienes que ajustar horarios con las demás personas para encontrar espacios de tiempo común. Esto puede resultar especialmente complejo. Sin embargo, con un poco de paciencia e interés, seguro que encuentras el modo de entrenar en compañía de otras personas. Ya que además, puedes combinar tus entrenamientos en solitario con los momentos de experiencia en grupo. Sí es importante que encuentres un grupo en el que sientes que puedes ser tú mismo, un grupo en el que te sientes cómodo a nivel emocional.

Cinco razones por las que debes continuar con tu hábito de ir al gimnasio en diciembre.





El mes de diciembre se convierte en un mes que puede ser todavía más sedentario que el verano en ciertas rutinas. La Navidad cambia por completo el ritmo de vida de las familias. Y si eres deportista, estos cambios también pueden afectar a tu entrenamiento físico. Sin embargo, si pagas tu cuota en el gimnasio, existe una razón importante para que continúes con tu hábito de entrenar en fin de año.

Cuesta mucho adquirir un hábito, pero poco perderlo

Interiorizar la rutina de ejercicio físico puede suponer mucho esfuerzo para tantas personas que antes de fomentar la rutina del deporte hacen frente a límites tan humanos como la pereza. Si dejas de ir al gimnasio en Navidad, corres el riesgo de perder el hábito que has entrenado hasta ahora, pudiendo llegar a perderlo por completo. Esto implica que tendrás que hacer mucho más esfuerzo para retomar tus objetivos deportivos en enero.

Evitar los kilos de más

Generalmente, la Navidad viene acompañada por el aumento de peso en la báscula. Si además de los caprichos culinarios y las comidas extra de las fiestas, dejas de ir al gimnasio, entonces, integras la suma de las calorías con el sedentarismo. Y esto pasa factura a tu cuerpo y, también, a tu mente. Cómo te sientes físicamente influye en tu autoestima emocional.

Desconexión mental

La Navidad es idealizada pero la realidad es que los constantes encuentros sociales pueden producir un efecto de saturación en muchas personas que sienten que son demasiados planes en pocos días. Si continúas con tu rutina de gimnasio vas a tener un espacio para desconectar de los eventos sociales y centrarte en ti.
Esto puede ser muy gratificante puesto que no todos los encuentros navideños son tan felices y disfrutados. Este también es un tiempo de discusiones y diferencias. Por medio del deporte puedes canalizar esa energía negativa.

Despedir el año haciendo deporte

Tan importante como el inicio de un capítulo de tu vida es el final. Diciembre es el cierre del capítulo de 2017. Y el deporte es un hábito importante. El modo en el que termines el año también está en relación con cómo comienzas el siguiente. Por esta razón, intenta continuar con tus costumbres deportivas durante este mes.

Evitar el desorden de horarios en Navidad

Este cambio de rutina se transforma de un modo habitual en un desorden de horarios que puede resultar caótico. Sin embargo, si en medio de los cambios de la Navidad mantienes fijo alguno de los hábitos que mantienes durante el resto del año, entonces, esta permanencia influye en tu propio beneficio. Porque la rutina del deporte se convierte en un anclaje en torno a la que también estructuras otros horarios positivos como la hora de la comida o el descanso.
Y además, si consideras una ventaja que los gimnasios estén más vacíos en diciembre, entonces, esta también es una realidad frecuente en estas fechas. Puedes descubrir los gimnasios desde una perspectiva diferente

viernes, 17 de noviembre de 2017

Profesor de educación física

Los profesores de educación física enseñan diferentes disciplinas deportivas de interior y al aire libre, individuales y colectivas, en las diferentes etapas formativas.

Los profesores de educación física trabajan en centros educativos publicos y privados . Entre sus tareas destacan programar, organizar y coordinar actividades deportivas; supervisar grupos; entrenar al alumnado en diferentes disciplinas deportivas y motivarlo para que mejore su rendimiento físico

Los profesores de educación física trabajan en centros educativos, institutos o universidades. Entre sus tareas destacan programar, organizar y coordinar actividades deportivas; supervisar grupos; entrenar al alumnado en diferentes disciplinas deportivas y motivarlo para que mejore su rendimiento físico.

Algunas de sus funciones concretas son:
  • Enseñar al alumnado las reglas y técnicas de diferentes deportes individuales y colectivos como el fútbol, baloncesto, balonmano, voleibol, atletismo, gimnasia, ciclismo, etc.
  • Planificar y preparar las actividades y lecciones teóricas. Evaluar el progreso del alumnado y redactar informes.
  • Gestionar el material deportivo de la escuela, velando por su funcionamiento y controlando la disponibilidad del mismo.
  • Motivar al alumnado con diferentes habilidades a interesarse por el deporte y el ejercicio físico.
  • Contribuir al desarrollo de las competencias del alumnado como el dominio y control de la motricidad; el trabajo en equipo; la expresión corporal; la concentración y la realización de desempeños motores sencillos y complejos.
  • Formar al alumnado, especialmente a los estudiantes de secundaria y bachillerato, en aspectos teóricos del deporte como dietética y nutrición para el ejercicio; anatomía y fisiología; análisis de rendimientos; prevención y tratamiento de lesiones deportivas, entre otras materias.
Para ser profesor de educación física se necesita:
  • Formación específica en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.
  • Ser un apasionado del deporte.
  • Un buen nivel de aptitud deportiva y física.
  • Tener una vocación pedagógica.
  • Sensibilidad ante las diferentes capacidades y ritmos de progreso.
  • Capacidad para motivar al alumnado.
  • Habilidades comunicativas.
  • Capacidad para mantener la disciplina y afrontar la conducta desafiante.
  • Conocimiento general del cuerpo humano.
  • Facilidad para la planificación y la organización.
  • Conocimientos en materia sanitaria y de prevención de riesgos.
  • Disposición a mantenerse al día sobre todos los avances en métodos de entrenamiento o de equipamiento deportivo.

  • Actitud responsable.
  • Aptitudes para gestionar el tiempo.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la enseñanza.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capaz de dar explicaciones claras y concisas.
  • Capaz de estimular y motivar a los demás.
  • Capaz de ganarse el respeto de los demás.
  • Capaz de imponer disciplina.
  • Capaz de llevarse bien con varios tipos de personas.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Conocimientos de anatomía humana.
  • En forma físicamente.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades informáticas.
  • Interés por el deporte.
  • Organizado.
  • Tolerante.



Objetivos del Profesor de Educación Física.



El trabajo de profesor de educación física es muy importante, sencillamente, porque el deporte y el ejercicio físico forman parte de un estilo de vida saludable. Sin embargo, la educación física se convierte en una materia poco disfrutada por muchos alumnos cuando sienten que no son ágiles para realizar los ejercicios que se plantean en el contexto del aula. Y entonces, nace el miedo a hacer el ridículo. ¿Cuáles son las cinco competencias más importantes del profesor de educación física?

1. Condición física

Desde el punto de vista de la especialización pedagógica, un profesor de educación física debe mostrar también esta cualificación para realizar las dinámicas en clase. Debe ser un ejemplo de inspiración para los alumnos.

2. Motivación constante

Un profesor de educación física debe poner en constante relación el plano físico con el ámbito emocional. Es decir, puede llegar a ser todavía más determinante el grado de implicación emocional en la realización de un ejercicio. Para fomentar esta motivación constante es recomendable que el profesor ofrezca este feedback constructivo a los alumnos cuando se esfuerzan, incluso aunque no hayan realizado un ejercicio de forma excelente.
Un profesor de educación física tiene que partir de la atención a la diversidad asumiendo que cada alumno tiene unas capacidades distintas. Y que, dentro de la propia asignatura, cada alumno tiene una preferencia por unos ejercicios.

3. Liderazgo

Un buen profesor de educación física es aquel que tiene carisma y capacidad de liderazgo en el grupo para, por medio de una actitud proactiva, favorecer el trabajo en equipo por medio de deportes de equipo.
A su vez, es un profesional que impulsa a los alumnos a llegar a ser la mejor versión de sí mismos en términos deportivos porque por medio del entrenamiento, cualquier persona puede llegar a tener una mejor coordinación corporal, por ejemplo. La meta no es ser el mejor, sino evolucionar de un modo personalizado.

4. Gestión del tiempo

El profesor de educación física, al igual que cualquier otro maestro, debe planificar y preparar los contenidos con un objetivo determinado. El tiempo de clase es limitado, por esta razón, es muy importante concretar las actividades en torno al contexto académico y nivel del aula. Un buen profesor de educación física es aquel que recuerda a los alumnos que lo más importante es disfrutar y pasar un buen rato.
A su vez, también fomenta valores tan importantes como la constancia, la capacidad de superación, el optimismo, las ganas de evolucionar y la paciencia como virtudes que permiten a un ser humano crecer y evolucionar. Virtudes que aportan autoestima y, por tanto, elevan el nivel de bienestar de los alumnos en etapas tan vitales como la niñez y la adolescencia.

5. Formación continua

Esta es una competencia fundamental de cualquier docente de cualquier materia. Es importante adoptar la actitud de ser un constante alumno que quiere seguir aprendiendo siempre por medio de la realización de nuevos cursos y sesiones de aprendizaje.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Grassroots “Desarrollar el Juego”

https://drive.google.com/a/drepz.ed.cr/file/d/0B4FZ5m8czpGNNWFRbzQxck1aM3M/view?usp=sharing

En este ellace encotrara el Documento Fútbol Grassroots La filosofía del fútbol base.




Ideas de ejercicios básicos de fútbol para entrenar con niños




Como todos los deportes reducidos, el fútbol infantil también cuenta con sus propias reglas con el fin de que se adapten, de la mejor forma posible, a los niños que lo juegan.

De todas formas, las técnicas deportivas son similares a las que llevan a cabo los jugadores
profesionales. A continuación, conocerás más sobre los ejercicios de entrenamiento en fútbol
para niños.

Ejercicios básicos de fútbol

En qué consiste el entrenamiento de fútbol infantil.

Un niño a nivel técnico puede entrenar como lo hace una persona profesional, aunque la
intensidad y el nivel de dificultad del ejercicio debería ser menor, pero el movimiento es
totalmente idéntico al del jugador de primera.

Las estrategias básicas que se deben incluir dentro del fútbol infantil son:

1- Conducción del balón.
2- Puntapié al balón con todas las variantes posibles.
3- Cabeceado.
4- Drible.

Control y recepción del balón

Todas estas estrategias se relacionan con las técnicas que lleva a cabo un niño con una
pelota en las sesiones de entrenamiento de este deporte, aunque hay otras vinculadas con las formas de defender y atacar al equipo contrario.

Ejercicios de fútbol para niños con balón
Como sucede en otros deportes, durante el entrenamiento físico de fútbol infantil, se inicia a exigir un
cierto grado de nivel físico, ya que a la edad que acuden a hacer este ejercicio ya cuentan con un desarrollo físicodefinido. Por esta razón, puedes ir aumentando el ritmo en las rutinas que tengas de ejercicios, siempre teniendo presente la pelota y las situaciones de juego real.

Los ejercicios básicos de fútbol más populares destinados a niños son:

Patear contra una pared la pelota, una y otra vez.

Mantener la pelota en el aire sin utilizar las manos. Por lo tanto, solo estarán disponibles
los pies, las rodillas y la cabeza, sin permitir que el balón caiga al suelo. Esto ayuda a
desarrollar la percepción y la sensibilidad con el balón.

Colocar una fila de cuatro o cinco conos o aros a lo largo del suelo, mantener el control de
la pelota a medida que se lleva con el pie alrededor de estos obstáculos.
Este ejercicio es igual que el anterior, pero diriges el balón hacia una portería después de
patearlo entre los conos.

Cuando la pelota haya botado tres veces la pateas cuando sigue en el aire. Intenta que tu
objetivo sea la portería u otro punto determinado.

Cabecea la pelota después de lanzarla hacia arriba. Esto debes hacerlo con la frente,
teniendo el control en todo momento.

Otros ejercicios físicos para las clases de fútbol.

Con el fin de complementar todo el entrenamiento deportivo de los niños y para que
adquieran mayor fuerza, velocidad y destreza coordinando su cuerpo, te recomiendo los
siguientes ejercicios:

Ejercicios de fuerza. 

Busca ejercicios destinados a desarrollar esta habilidad, la patada del
pequeño puede llegar a ser muy potente.

Ejercicios de velocidad. Conoce qué tipos son los más adecuados para que los pequeños
desarrollen esta destreza de forma gradual.

Ejercicios de calentamiento. Descubre qué ejercicios son los más propicios para las
rutinas de calentamiento y estiramiento durante las clases de fútbol, así como del
entrenamiento físico.

Fuente: futbolenpositivo.com.

lunes, 23 de octubre de 2017

Ejercicio Básicos del Entrenamiento Físico [RUTINA en Casa] - Deportes y Educación Física

1 Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico, también conocido como cardio o resistencia, es la piedra angular de la mayoría de los programas de entrenamiento físico. El ejercicio aeróbico hace que respires más rápido y más profundamente, lo que maximiza la cantidad de oxígeno en la sangre. Cuanto mejor sea tu capacidad aeróbica, más eficiente serán tu corazón, los pulmones y la sangre que transporta el oxígeno por todo el cuerpo, y más fácil te será completar las tareas de rutina físicas y darás lugar a desafíos inesperados, como correr cuando sea necesario.
El ejercicio aeróbico incluye cualquier actividad física que utilice grandes grupos musculares y aumente tu ritmo cardíaco. Trata de caminar, correr, montar en bicicleta, nadar, bailar, realizar ejercicios aeróbicos en el agua. Intenta hacer al menos tres horas a la semana de actividad aeróbica moderada o una hora y media de actividad aeróbica vigorosa, preferiblemente extendidas durante toda la semana.

RUTINA de Ejercicio AERÓBICO en Casa

2. Musculación

La musculación es otro componente clave de un programa de entrenamiento físico. El entrenamiento de la fuerza, al menos dos veces a la semana puede ayudarte a aumentar la resistencia ósea y de la aptitud muscular. También puede ayudarte a mantener la masa muscular durante un programa de pérdida de peso.
La mayoría de los gimnasios ofrecen diversas máquinas de resistencia, pesas libres y otras herramientas para el entrenamiento de la fuerza. Pero no es necesario invertir en un gimnasio ni en equipos caros para cosechar los beneficios este entrenamiento. Las pesas de mano de las tiendas o las de fabricación casera (tales como botellas de refrescos de plástico llenas de agua o arena) puede funcionar igual de bien. Las bandas de resistencia son otra opción económica.

RUTINA de MUSCULACIÓN en Casa

3. Estiramiento

La mayoría de las actividades aeróbicas y el entrenamiento de la fuerza hacen que el músculo se contraiga y se flexione. Para lograr el equilibrio en su programa de entrenamiento físico, es importante estirar los músculos, también. El estiramiento mejora la amplitud de movimiento de las articulaciones y promueve una mejor postura. El estiramiento regular incluso puede ayudar a aliviar el estrés.
Antes del estiramiento, debes realizar calentamiento, caminar o hacer tu ejercicio favorito a baja intensidad durante cinco a diez minutos. Mejor aún es estirar los músculos después de hacer ejercicio (cuando los músculos están calientes y receptivos a los estiramientos). Lo ideal sería que se extiendan cada vez que haces ejercicio. Si no haces ejercicio regularmente, es posible que desees estirar al menos tres veces a la semana después del calentamiento para mantener la flexibilidad. Las actividades como el yoga promueven la flexibilidad.

RUTINA de ESTIRAMIENTOS en Casa

4. Núcleo de la estabilidad

Los músculos del abdomen, la región lumbar y la pelvis (conocidos como músculos del núcleo) ayudan a proteger la espalda superior e inferior y conectan los movimientos del cuerpo. La fuerza de la base es un elemento clave en un programa de capacitación física.
El núcleo de los ejercicios ayuda a entrenar a tus músculos para sujetar la columna y te permiten utilizar la parte superior e inferior de los músculos del cuerpo con mayor eficacia. Cualquier ejercicio en el que utilices el tronco sin apoyo, incluidos los abdominales, son los indicados. También puedes probar varios ejercicios básicos con una bola de aptitud.

5. Entrenamiento del equilibrio

Puedes ser fuerte, flexible, y aún así tener pérdida del equilibrio. La formación puede ayudarte a mantener y mejorar el equilibrio. Esto es importante dado que el equilibrio tiende a deteriorarse con la edad, lo cual puede llevar a caídas y fracturas. Colócate de pie sobre una pierna y aumenta los períodos de tiempo para poder mejorar la estabilidad general. Las actividades como el tai chi también puede promover el equilibrio.

Cubra todos los elementos

Ya sea que tú crees tu propio programa de entrenamiento o lo hagas con la ayuda de un entrenador personal, recuerda que el ejercicio aeróbico, la musculación, el estiramiento, el núcleo de la estabilidad y el entrenamiento del equilibrio son fundamentales en tu plan general de ejercicios. No es necesario realizar cada uno de ellos en cada período de sesiones, pero si debes incorporarlos a la rutina regular, ya que esto ayudara a promover tu bienestar de por vida.

Ejercicio Básicos del Entrenamiento Físico - Deportes y Educación Física

1 Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico, también conocido como cardio o resistencia, es la piedra angular de la mayoría de los programas de entrenamiento físico. El ejercicio aeróbico hace que respires más rápido y más profundamente, lo que maximiza la cantidad de oxígeno en la sangre. Cuanto mejor sea tu capacidad aeróbica, más eficiente serán tu corazón, los pulmones y la sangre que transporta el oxígeno por todo el cuerpo, y más fácil te será completar las tareas de rutina físicas y darás lugar a desafíos inesperados, como correr cuando sea necesario.
El ejercicio aeróbico incluye cualquier actividad física que utilice grandes grupos musculares y aumente tu ritmo cardíaco. Trata de caminar, correr, montar en bicicleta, nadar, bailar, realizar ejercicios aeróbicos en el agua. Intenta hacer al menos tres horas a la semana de actividad aeróbica moderada o una hora y media de actividad aeróbica vigorosa, preferiblemente extendidas durante toda la semana.

RUTINA de Ejercicio AERÓBICO en Casa

2. Musculación

La musculación es otro componente clave de un programa de entrenamiento físico. El entrenamiento de la fuerza, al menos dos veces a la semana puede ayudarte a aumentar la resistencia ósea y de la aptitud muscular. También puede ayudarte a mantener la masa muscular durante un programa de pérdida de peso.
La mayoría de los gimnasios ofrecen diversas máquinas de resistencia, pesas libres y otras herramientas para el entrenamiento de la fuerza. Pero no es necesario invertir en un gimnasio ni en equipos caros para cosechar los beneficios este entrenamiento. Las pesas de mano de las tiendas o las de fabricación casera (tales como botellas de refrescos de plástico llenas de agua o arena) puede funcionar igual de bien. Las bandas de resistencia son otra opción económica.

RUTINA de MUSCULACIÓN en Casa

3. Estiramiento

La mayoría de las actividades aeróbicas y el entrenamiento de la fuerza hacen que el músculo se contraiga y se flexione. Para lograr el equilibrio en su programa de entrenamiento físico, es importante estirar los músculos, también. El estiramiento mejora la amplitud de movimiento de las articulaciones y promueve una mejor postura. El estiramiento regular incluso puede ayudar a aliviar el estrés.
Antes del estiramiento, debes realizar calentamiento, caminar o hacer tu ejercicio favorito a baja intensidad durante cinco a diez minutos. Mejor aún es estirar los músculos después de hacer ejercicio (cuando los músculos están calientes y receptivos a los estiramientos). Lo ideal sería que se extiendan cada vez que haces ejercicio. Si no haces ejercicio regularmente, es posible que desees estirar al menos tres veces a la semana después del calentamiento para mantener la flexibilidad. Las actividades como el yoga promueven la flexibilidad.

RUTINA de ESTIRAMIENTOS en Casa

4. Núcleo de la estabilidad

Los músculos del abdomen, la región lumbar y la pelvis (conocidos como músculos del núcleo) ayudan a proteger la espalda superior e inferior y conectan los movimientos del cuerpo. La fuerza de la base es un elemento clave en un programa de capacitación física.
El núcleo de los ejercicios ayuda a entrenar a tus músculos para sujetar la columna y te permiten utilizar la parte superior e inferior de los músculos del cuerpo con mayor eficacia. Cualquier ejercicio en el que utilices el tronco sin apoyo, incluidos los abdominales, son los indicados. También puedes probar varios ejercicios básicos con una bola de aptitud.

5. Entrenamiento del equilibrio

Puedes ser fuerte, flexible, y aún así tener pérdida del equilibrio. La formación puede ayudarte a mantener y mejorar el equilibrio. Esto es importante dado que el equilibrio tiende a deteriorarse con la edad, lo cual puede llevar a caídas y fracturas. Colócate de pie sobre una pierna y aumenta los períodos de tiempo para poder mejorar la estabilidad general. Las actividades como el tai chi también puede promover el equilibrio.

Cubra todos los elementos

Ya sea que tú crees tu propio programa de entrenamiento o lo hagas con la ayuda de un entrenador personal, recuerda que el ejercicio aeróbico, la musculación, el estiramiento, el núcleo de la estabilidad y el entrenamiento del equilibrio son fundamentales en tu plan general de ejercicios. No es necesario realizar cada uno de ellos en cada período de sesiones, pero si debes incorporarlos a la rutina regular, ya que esto ayudara a promover tu bienestar de por vida.